CONTROL SOCIAL

El "poder", o quienes dominan la realidad económica, política y social, que hoy en día son los que controlan los mercados, tal que determinadas grandes fortunas, corporaciones transnacionales o la banca; se perpetua gracias a las falsas creencias que el pueblo tiene sobre ese "poder", y este credo se mantiene encendido con el control social que se ejerce sobre sus vidas; pero en el momento que se aprecia alguna pérdida de este control se recurre a la represión, y se intensifican determinados aspectos del control social como la desinformación, la división de los elementos o fuerzas subversivas, o la asimilación de sus ideas o conceptos más representativos y de mayor peligro para el sistema establecido, vaciándoles de todo contenido ideológico real, convirtiéndolo en mercancía, y si eso no es posible o no interesa se lo ridiculiza o calumnia hasta su descrédito total.
La gente, de forma generalizada, cree que es natural que haya ricos y pobres, porque hay a quien le va mejor y a quien le va peor, así es la vida, siempre ha sido así y siempre lo será; los pobres ven lógico que los ricos sólo piensen en su beneficio y no les importe cómo viven los pobres, porque si estuviesen en su lugar harían lo mismo; con su malsana ingenuidad no caen en la cuenta de que su verdadera realidad es que no están en su lugar, y por lo tanto sus intereses debieran ser opuestos, en vez de fantasear con ser como ellos.
Desde la teoría y el análisis sociológico se ha llegado a definir el control social como una sicología social de la conformidad.
Para que el control social sea efectivo es necesario que la sociedad se rija por pautas culturales que asuman la estrategia del poder y se acepten condicionantes económicos y sociales que van en contra de sus propios intereses, como si fuese una realidad natural.
Para lograr esto ha de haber una masa ciudadana suficiente que permanezca indefensa, desinformada y dócil.
Se consigue introduciendo valores ideológicos acordes a los intereses del "poder"en los modelos educativos, en el ocio vacío y frívolo, que sólo sirve para distraer y alejar la percepción de la realidad; haciendo que la ciudadanía sea dependiente del empleo, cuando éste es cada vez menos necesario, activando el miedo a perderlo o a no obtenerlo; induciendo el individualismo, priorizando lo particular a lo colectivo, lo privado en detrimento de lo público; estableciendo modelos o perfíles sociales como ejemplos a seguir, desde los programas de tv de entretenimiento, la publicidad, el cine, etc.; inculcando la idea de que el modelo económico, político y social dominante es una realidad natural, y, por lo tanto, no tiene sentido luchar contra la realidad, lo inteligente es adaptarse.
Se aprovechan las crisis económicas o se provocan, desastres naturales o por causa humana, para imponer reformas impopulares, valiéndose de la conmoción social, para obtener un mayor dominio de la sociedad.
Los medios de información comerciales, al servicio de los mercados, manipulan la realidad para adecuar la opinión pública a los intereses de sus dueños; pervirtiendo la información, y haciendo que sea tan sólo una mercancía más, que se rige por leyes del mercado.
La estrategia del miedo retransmitida desde los diferentes canales informativos nos hace vulnerables, y ante el miedo al terrorismo internacional, la migración, una nueva crisis… reaccionamos con odio al diferente, o con la desesperación del "sálvese quien pueda", consiguiendo con ello atomizar toda conciencia social y colectiva hasta desintegrarla.
El cibercontrol social es la última forma de control ciudadano, aunque ya lleva 25 años de andadura. El desarrollo tecnológico ha permitido este tipo de espionaje que intercepta las comunicaciones a nivel mundial, comunicaciones personales por internet y conversaciones telefónicas, conociendo su localización por GPS.
Con la implantación del dinero digital llegarán a conocer prácticamente todo sobre la ciudadanía, a través de sus movimientos bancarios, de todas sus compras, por pequeñas que éstas sean.


 

Juanjo Administrator
Miembro del colectivo Renta Básica Fuenlabrada