Gana la banca


NullaPoliticaSineEthica

Julián Jiménez


 

“Se hacen muchos análisis de carrerilla basados en el yoyalosabía de la derecha, cuando hace un mes lloraban por la anulación del Mobile y de "defendemos el Gobierno progresista y quien critique algo es un facha" de los seguidores de PSOE/UP. Para unos, la culpa es solo y exclusivamente del Gobierno y del 8M; para otros, la culpa son los recortes que ha hecho el PP (pero solo el PP).

La realidad es que el desastre que estamos viviendo no empezó hace un mes, ni hace un año, tampoco en 2011. El desastre es y ha sido los 40 años de desindustrialización, de privatizaciones de sectores estratégicos, de recortes en Sanidad. Todos y cada uno de los gobiernos que hemos tenido han contribuido al desastre, y lo hacían para que el capital especulativo y empresarial siguiera adquiriendo la tasa de beneficios mientras un Estado del Bienestar cada vez más carcomido se iba por el precicipio.

Se llevaron todas las fábricas a China, privatizaron las residencias de mayores, se aumentó el peso de la sanidad privada, esa que hoy, intervenida, sigue dando un trato preferente a quienes pagan. Ahora, un pequeño bichito, imperceptible a los ojos, ha hundido como un castillo de naipes todo nuestro mundo, lo que prueba que todo estaba construído en paja. Ni teníamos el mejor sistema sanitario del mundo ni éramos esa Europa rica que se nos vendía. Dos semanas han bastado para que toda la economía colapse. Cuba lleva 70 años con el bloqueo económico que nosotros hemos sufrido dos semanas y estamos a punto de colapsar mientras aquella isla, aun bloqueada, puede enviar a Italia, orgullosa, médicos para curar a gente.

Las residencias privadas, muchas de ellas en manos de Florentino, tenían a los ancianos en la mierda, y a los trabajadores en otra mierda, mientras se nos vendía que la mejor gestión era la colaboración público-privada. Un solo día ha bastado para comprobar la cantidad de canalladas que se han hecho por ganar dinero: Focos de contagio descontrolados (el primer foco nacional fue en una residencia de ancianos en Valdemoro, Madrid), ausencia de personal, ancianos desnutridos y hasta muertos en sus camas para que los familiares siguieran ingresando la paga. Esto lo sabían todos los Gobiernos autonómicos: los del PP, los del PSOE, los del PSOE, Compromis y Podemos en Valencia, los de JXC y Esquerra, el del PNV. Nadie, absolutamente nadie, hizo nada por revertirlo cuando los sindicatos denunciaban cada mes estas tropelias.

No tenemos capacidad para fabricar una jodida mascarilla en España porque los empresarios y fondos de inversión querían ganar y se llevaron a China todas las industrias y ahora, por no poder, no podemos fabricar ni una mascarilla. Solo sabemos poner copas, coger turistas borrachos del norte de Europa, ese norte de Europa que nos deja en la estacada o que como Polonia y Chequia le roba las mascarillas a Italia. Ese norte de Europa tan civilizado que podemos ver en las calles de Benidorm.

Muchos desde su idealismo sueñan con un giro keynesiano que no pasará. Aquí no se está rescatando a la clase obrera, aquí se está rescatando a las empresas y a los bancos, todas las medidas son tendentes a ellos. Cuando el COVID haya pasado, los mismos que ahora no escatiman gastos empezarán a pedir recortes ante los ataques especulativos. Y se seguirán repitiendo los mismos errores, los mismos porque este sistema necesita huir hacia adelante. Y es probable que las medidas que ahora se están ensayando para parar al virus, sirvan para pararnos a nosotros cuando comiencen a desmontar el mal llamado Estado del Bienestar.

El COVID pasará, lloraremos a nuestra gente, a los que teníamos el deber sagrado de proteger: A los más ancianos, a la gente que luchó contra la dictadura, que vivió la postguerra y que merecía un final que no era este. Y cuando se nos olvide, Gobierne quien gobierne, volverán los recortes, los ataques especulativos, se hablará de los privilegios de los médicos, de los estibadores, de los reponedores de supermercados, de las enfermeras, etc.

Los de siempre, los grandes empresarios, los grandes capitales y la banca volverán a ganar. Porque por muy progresista que sea el Gobierno, el sistema seguirá siendo capitalista. Y en el sistema capitalista: La banca siempre gana.”




Juanjo Administrator
Miembro del colectivo Renta Básica Fuenlabrada